Arquitectamos locos?

(artículo original publicado en Q9 magazine)

Arquitectamos locos? es uno de esos blogs que visitas de vez en cuando, pero cuando lo haces no puedes evitar leer tres o cuatro entradas seguidas. El artífice de esto es José Ramón Hernández, arquitecto por al ETSAM en 1985 y Doctor Arquitecto por la Universidad Politécnica,  en lo que él mismo reconoce como “unos años apasionantes, leyendo, aprendiendo y escribiendo bajo la dirección de Juan Daniel Fullaondo. Fue de las cosas más apasionantes y divertidas que he hecho en mi vida.”

Su vida más profesional la describe tal que “nada más terminar la carrera me puse a trabajar de una forma muy natural, incluso fácil: Le amplié una habitación a la casa de unos tíos míos, y desde ahí, y poco a poco, siempre fui a más. Siempre trabajando por mi cuenta. De 1985 a 1990 trabajé en solitario, y en 1990 me asocié con un compañero, Tomás Saura Aparici. Trabajamos mucho, pero en 2008 nos agarró la crisis y en 2010 cerramos el estudio. Los últimos años fueron malos: Tanto los del boom excesivo, que nos agobiaba y no nos dejaba trabajar como queríamos, como los del hundimiento. Lo del cansancio se debe más a los primeros que a estos. La cabecera de mi blog la escribí en 2010, y no la he cambiado. Entonces estaba muy cansado y decepcionado. Ahora, por una parte, estoy destruido, pero por otra, en lo personal, estoy más sereno y contento. He pasado de ser una máquina hiperrevolucionada a ser un artesano modesto y tranquilo.”

Según nos cuenta su blog es una vía de escape, una excusa para hablar de arquitectura y levantar la cabeza. Cree que durante los años del boom se nos había olvidado “pensar en arquitectura” y esto había que hacerlo ahora. El contenido que presenta mezcla la critica irreverente con el amarillismo arquitectónico y algún que otro pensamiento que pasaba por ahí, escrito al más puro estilo “alguien tenía que decirlo”. Entre sus muchos posts hay, por ejemplo, la triología Historia Universal de una infamia, que desmitifican y humanizan arquitectos que en la escuela se han esforzado tanto en convertir casi en ídolos dorados como Le Corbusier o Mies.

Se define a si mismo como “muy mitómano. Soy un ‘fan’, y tiendo a mitificar a los grandes arquitectos. Esas anécdotas biográficas las conozco precisamente porque me interesa mucho el ‘cotilleo arquitectónico’. Pero, por otra parte, es obligatorio ser contestatario y crítico con todo, e intentar pensar por cuenta propia. Es muy difícil: En nuestro afán de no ser borregos podemos caer en la pose de ir a la contra en todo, de ser estupendos y más listos que nadie, y no es eso. Es tan sólo saber tomarse tiempo, reflexionar, preguntar “¿por qué?”, y, sobre todo, intentar ver cada asunto desde varios puntos de vista, y comparar unos con otros. En fin: Ser crítico siempre e intentar comprender las cosas (aunque casi nunca se consiga).”

En su Twitter (@arquitectamos) al igual que en su blog es igualmente descarado y contestatario “soy lo más sincero que puedo. Intento decir siempre lo que pienso. No tengo ningún plan ni ninguna estrategia.” Y al contrario que muchos twitteros no tiene ningún personaje creado, “creo que si me inventara un alter ego (lo que sería divertido), se me notaría a los dos días”.

Más en: http://arquitectamoslocos.blogspot.com.es/

Acerca de miguelangelaguilo

Arquitecto, editor & social media manager
Esta entrada fue publicada en Q9Magazine y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s