Pasos a seguir para la construcción de un plano a lo “Wes Anderson”

  1. Llama a tus actores fetiche.
  2. Escribe un guión que quede en la línea entre lo brillante y lo absurdo.
  3. Búscate un director de fotografía un poco naif.
  4. Elige un solo punto de vista en tus tomas frontales.
  5. La simetría y la geometría del encuadre debe ser casi perfectas.
  6. Si hay una mesa, un personaje tumbado o una nota que leer; el plano cenital siempre es la mejor opción.
  7. Dale al REC y no muevas la cámara.

Advertencias a tener en cuenta si has de mover la cámara o el encuadre:

  • Los movimientos deben ser mecánicos con travelling laterales o cámaras que giran sobre su eje.
  • Al acercarte al personaje en busca de un primer plano siempre de forma lenta y pausada, sin perder nunca el punto de vista.

Ejemplo práctico formato corto(metraje): Hotel Chevalier (2007), Wes Anderson

Seguir leyendo

Anuncios
Publicado en Miscelanea | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

3+1 fotógrafos contemporáneos de arquitectura a tener en cuenta

Tengo que decir que me encanta la fotografía, a cada foto que hago más respeto y valoro el trabajo de los fotógrafos profesionales que se dedican a esto. Aquí os dejo a 3+1 fotógrafos de arquitectura que más me gustan:

1 Iwan Baan

Quizás el fotógrafo más importante en lo que arquitectura se refiere. Teniendo como sello personal el gran angular combinado con una gran limpieza formal tanto en la composición como en la atmósfera que confiere a sus imágenes. En su cartera de clientes figuran desde Rem Koolhas a SANAA, pasando por Herzog & de Meuron. Sus fotos más características son las aéreas, como la de la última portada del New York Magazine sobre el paso de Sandy por Manhattan.

2 Kim Holtermand

Fotógrafo danés que dota a sus fotos una especie de ambiente en sepia que sumada a su habilidad en el uso de un solo punto fuga y la simetría, concede a sus imágenes un aire de monumentalidad y misterio bastante interesante a mi parecer. Además tiene una cuenta en instagram bastante activa que vale pensa seguir.

3 Michael Wolf

Michael Wolf no es un fotógrafo de arquitectura al uso. A mi personalmente me encanta la manera que tiene de utilizar la ciudad para contar historias, sin limitarse a fotografiar asépticamente edificios. Sus series de Transparent City, Transparent City details y Tokio Compression, tienen un aura a lo “Lost in Translation” que me fascinan.

Seguir leyendo

Publicado en Miscelanea | Etiquetado , , , , , , , , , , | 1 Comentario

La irresponsabilidad de ser libres

Manuel Delgado, conocido antropólogo que cuando habla no deja a nadie indiferente, cita en una entrevista la siguiente frase: “lo que nos da miedo no es el castigo, sino la responsabilidad de ser libres”. Eso me lleva a pensar ¿qué es la libertad? Antes de irme por las ramas busco las definiciones que nos da la RAE:

libertad(Dellat.libertas, -ātis).
1. f. Facultad natural que tiene el hombre de obrar de una manera o de otra, y de no obrar, por lo que es responsable de sus actos.
2. f. Estado o condición de quien no es esclavo.
3. f. Estado de quien no está preso.
4. f. Falta de sujeción y subordinación. A los jóvenes los pierde la libertad.
5. f. Facultad que se disfruta en las naciones bien gobernadas de hacer y decir cuanto no se oponga a las leyes ni a las buenas costumbres.
6. f. Prerrogativa, privilegio, licencia. U. m. en pl.
7. f. Condición de las personas no obligadas por su estado al cumplimiento de ciertos deberes.
8. f. Contravención desenfrenada de las leyes y buenas costumbres.
9. f. Licencia u osada familiaridad. Me tomo la libertad de escribir esta carta. Eso es tomarse demasiada libertad. En pl., u. en sent. peyor.
10. f. Exención de etiquetas. En la corte hay más libertad en el trato;en los pueblos se pasea con libertad.
11. f. Desembarazo, franqueza. Para ser tan niña, se presenta con mucha libertad.
12. f. Facilidad, soltura, disposición natural para hacer algo con destreza. Algunos pintores tienen libertad de pincel. Ciertos grabadores tienen libertad de buril.

De todas estas definiciones me quedaré con la número cinco: “Facultad que se disfruta en las naciones bien gobernadas de hacer y decir cuanto no se oponga a las leyes ni a las buenas costumbres.” Si contextualizamos, este intenta ser un blog de arquitectura y no político-panfletista, lo que dicta la “libertad” en la construcción en general es el más que conocido es el Código Técnico de la Edificación (CTE) sumado a las infinitas normativas urbanísticas que delimitan, territorialmente y esteticamente, los pueblos y ciudades de España.

Durante los años que llevo estudiando arquitectura siempre he oído críticas y toda clase de aseveraciones sobre el CTE y demás normativas. Sólo recuerdo una ocasión en la que en la universidad una arquitecta experta en normativas, no consigo recordar el nombre, diera una conferencia rompiendo una lanza en favor las mismas. El título de la charla era “¿Quién teme a la normativa feroz?”, en la que hacía toda una disertación sobre normativas varias españolas y europeas llegando a la conclusión de que antes de acoger las normas como un enemigo lo que debíamos hacer es utilizarla como una herramienta a la hora de proyectar.

Mi experiencia después de tratar durante todos estos cursos con el CTE (y etc…), más bien de manera teórica que practica, llego a mi propia conclusión; las normativas están echas dando por echo de que el arquitecto no va a tener la responsabilidad de respetar el carácter de un pueblo, el acceso de todas las personas o las calidades de una construcción; en pro de su propio beneficio tanto en el ego como en el bolsillo, es decir, se les supone culpables de deshabitar antes siquiera de habitar. Por ello técnicos varios redactan sendos párrafos, a veces inteligibles, normalizando el carácter de un pueblo, el acceso a las personas o las calidades de la construcción; en algo casi prosaico en el que color de la cal tintada con tierra del lugar que impregnaba las paredes de las casas se convierte, como bien apuntaba  el profesor de Planificación el pasado jueves, en color “marrón, amarillo o verde” en el mejor de los casos.

A pesar de todo creo que las normativas son necesarias en la medida que durante estos años se ha llegado a tal orgía constructiva en España que la única manera de controlarlo todo era golpe de sello real. Aunque también pienso que hay una falta de conciencia y maleabilidad a la hora de su interpretación sin caer tanto en “el hombre es un lobo para el hombre”.

Soundtrack de la entrada: “La libertad” Andrés Calamaro
Imagen: “Parliament” Banksy
Publicado en Miscelanea | Etiquetado , , , , , , , , , , | 3 comentarios

El sentido común de Napoleón

Napoleón decía: “Para triunfar es necesario, más que nada, tener sentido común.” Y con esa premisa tampoco le fue del todo mal hasta acabar sus días en Santa Elena. 

A Bonaparte le debemos dos cosas que aun hoy nos afectan día a día: el sentido por el que circulamos en coche y los botones de las mangas de la americana del traje.

Los ingleses siempre dicen que el resto del mundo es el que conduce por “el lado equivocado” y siento decir que en parte tienen razón, quizás no es el equivocado pero no es el original. Antiguamente todo el mundo circulaba por la izquierda; los hombres armados que iban a caballo les resultaba más facil defenderse ante un ataque con la espada en este lado del camino, ya que en su mayoría eran diestros; además así evitaban golpear a la gente con la que se cruzaban con su escudo cogido en el brazo izquierdo. A finales del siglo XVIII los transportes de mercancías empezaron a hacerse en coche tirados por caballos en las que el jinete iba sentado en el lado izquierdo sobre el caballo más retrasado, la mayoría de estos seguían siendo diestros y para evitar que se fustigasen con los látigos entre ellos, a parte de conseguir tener una mayor visibilidad de la calzada, la circulación paso de la izquierda a la derecha. Fue en este momento cuando Napoleón, a principios del siglo XIX, extendió la norma a los territorios(1) con lo se iba haciendo.

Por otra parte la existencia de los botones en las chaquetas/americanas masculinas resulta menos “historicista” que curiosa. Básicamente Napoleón decidió poner botones a las mangas de las casacas de sus tropas para conseguir que no se limpiaran las narices en ellas.

Y a todo esto vosotros os preguntaréis, ¿qué c*** tiene que ver todo esto con la arquitectura? Pues bien, lo que nos enseña estas dos anécdotas sobre Le petit cabrón, como diría Arturo Pérez-Reverte, es que la mayoría de la cosas, al menos en su origen, nacen del sentido común o de la necesidad. Incluso algo que ahora parece más un hecho ornamental, como es el de los botones, tienen una razón de ser tan simple como lógica. El cual da solución a un problema sin dejarse llevar por algarabías y corrientes estéticas, lo que le confiere una presencia que sobrevive más allá de las modas. Y esto si que es, o al menos debería, arquitectura.

Seguir leyendo

Publicado en Miscelanea | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Punto y final de la triología Hustwit

Gury Hustwit nos presenta en la última entrega de su triología del diseño: Urbanized, un largometraje que reflexiona sobre el estado actual de las ciudades y su destino. Como ha venido haciendo en las dos ediciones anteriores cuenta con testimonios de personajes de la talla de Rem Koolhaas, Norman Foster u Oscar Niemeyer, que aportan visiones diferentes sobre lo que la metropoli contemporanea debiera ser o es.

Para el que no lo halla visto todavía, que lo vea, y para el que si, un par de apuntes desordenados que me han llamado la atención y que quería comentar:

“El diseño urbano actual es muy parecido al diseño gráfico actual. Racional y ordenado” quizás sea una afirmación muy generalista. Las corrientes artísticas se suceden y afectan a todas las artes de alguna u otra forma, lo que pienso que pasa hoy en día, gracias básicamente a internet y la capacidad de llegar más lejos en menos tiempo, es que hay muchas corrientes globales, en vez de pocas locales, y en todas esas corrientes hay un componente <de moda> común.

“El ojo no alcanza más allá de 100 metros por 100 metros” todo lo que salga de ese radio, no lo podemos controlar y nos resulta incómodo. Lo cierto es que en los últimos años han surgido esplanadas de hormigón con cuatro bancos en pro de los vacíos urbanos que no son mas que agujeros negros de la inactividad vecinal.

“Comunidades compactas donde se puede caminar” con el aumento de la población metropolitana existe la tendencia, a priori, de crecer <a lo ancho> pero llega el momento que la tirar hacía el cielo es la única salida. De esta manera las distancias se acortan y el ir caminando o en bici (otro día hablaré de las bicis, que es algo que me atormenta) al trabajo es una realidad en vez de un privilegio.

“Es más fácil comunicarte con el resto del mundo que con tus vecinos” de esto ya he hablado largo y tendido en posts anteriores. Sólo citaré una frase de How I meet your mother dicha por Ted Mosby (arquitecto): “En Nueva York no hablas con tus vecinos, les saludas en el rellano y llamas a la policia si hace días que no los ves y empieza a oler raro”.

La verdad es que el documental no tiene ningún desperdicio, al igual que los dos anteriores. Te hace reflexionar en vez de reflexionar por ti, lo cual como ejercicio mental no esta nada mal, además de ir acompañado de una exquisita y cuidada fotografía.

Publicado en Miscelanea | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Tonto el último

Un par* de cosas a tener en cuenta antes de abandonar el bote

A las puertas de empezar lo que puede ser mi último curso (a falta del proyecto final) me vienen a la cabeza los pensamientos de, ¿qué c*** voy a hacer cuando acabe? Pienso que si te quieres ir a trabajar fuera (de arquitecto o lo que sea) te deberías ir con la misma pretensión con la que te podías ir hace siete u ocho años cuando las cosas “iban bien”, por la experiencia y aprender/perfeccionar un idioma. Lo de hacerse rico y volver cual Rockefeller a España pasados unos años está cuando menos complicado. Soy de los que cree que esta crisis debería solucionarse desde dentro en vez de poner pies en polvorosa, ahora a veces “huir” es algo inevitable.

Seguir leyendo

Publicado en Miscelanea | Etiquetado , , , , , | 2 comentarios

Contenidos del siglo XIX, profesores del siglo XX, alumnos del siglo XXI

Arquitectura más allá del ladrillo

Como estudiantes de arquitectura nos encontramos en una encrucijada difícil. Somos lo que describía, en el Pecha Kucha del COAIB, como pre-egipcios. Personas que están a punto de zambullirse en el mundo laboral sin saber muy bien a que atenerse. Pero antes, como buenos estudiantes de arquitectura, hemos chapoteado por despachos diversos. Debo decir que en mi corta experiencia he tenido la GRAN suerte de ser siempre recompensado de una forma u otra. Pero mi caso, como bien sabréis, es aislado. Muchos de mis compañeros no han recibido nada más allá de una palmadita en la espalda. Su trabajo, que valía mucho, no les costo nada a los arquitectos que se beneficiaron de él.

El coste, a mi entender, no pasa por una retribución económica (al menos no únicamente) sino más bien por que te aporten algo, lo mínimo, como pueda ser experiencia, confianza, valor… algo más allá de ponerte a hacer renders y fotomontajes como hamburguesas.

Seguir leyendo

Publicado en Miscelanea | Etiquetado , , , , , , , , , | 2 comentarios